Artenara

El pueblo de Artenara se asoma a lo más alto de Gran Canaria
(Fotografía: Y. Millares).

La soledad de un paisaje grandioso

El municipio de Artenara se encuentra en una de las zonas más elevadas de la isla de Gran Canaria. Su tradicional economía ganadera y agrícola incluyó, durante mucho tiempo, los aprovechamientos forestales. De esta explotación forestal se salvó el pinar de Tamadaba: es uno de los mejores ejemplos de bosque de pino canario en la isla.

La Virgen de la Cuevita descansa en una ermita excavada en una cueva
(Fotografía: Tato Gonçalves)

En el año 1639 se funda la ermita de Nuestra Señora del Rosario. Posteriormente, el templo es dedicado a San Matías Apóstol. El santo se convierte en patrono del pueblo de Artenara, que se desarrolla alrededor de la ermita (a finales del siglo XIX se edificó la actual iglesia en su lugar). A muy pocos metros de la iglesia, hay un mirador que ofrece una espectacular vista del paisaje de la cuenca de Tejeda.

Los habitantes del pueblo de Artenara sienten una gran devoción, además, por la Virgen de la Cuevita. Su templo es una pequeña ermita excavada en el interior de una cueva.

Artenara en fiestas
La Virgen de la Cuevita protagoniza la principal celebración del pueblo. Es trasladada a la iglesia de San Matías el penúltimo domingo de agosto. Es la patrona de las agrupaciones folclóricas de Gran Canaria. Por ello, durante las fiestas se celebra un encuentro de música tradicional canaria.

Y el último día del mes la virgen retorna a su ermita en una llamativa procesión, entre fuegos artifícales y antorchas. La otra gran fiesta que celebra Artenara es la de San Matías: patrón del municipio y patrón de los pinares de la isla (el domingo siguiente al 24 de febrero).

Escultura del Sagrado Corazón
(Fotografía: Y. M.).

Más información:
Oficina de Información Turística
Camino La Silla s/n
928 666 102
www.artenara.es

Be Sociable, Share!