Barranco de Azuaje Firgas

El Barranco de Azuaje es una Reserva Natural que alberga un ecosistema variado y espectacular. A lo largo del camino encontraremos miradores, fauna autóctona y flora típica canaria como Laurisilva.

Nos dirigimos a la iglesia de San Roque y empezamos a caminar por la Avenida de la Constitución en dirección OE hasta llegar a la Capellanía, donde cruzamos la carretera con cuidado y descendemos por la ladera del barranco.

Unos carteles nos indican la dirección hacia el Barranco de Azuaje (FOTO CARTELES 1) (FOTO 360º). Seguimos una pista de cemento, pasando por algunas casas, que termina y se convierte en sendero. Este desciende en zigzag;  todavía vemos algunas casas. Tras rodear una pared de bloques llegamos a un cruce donde giramos a la derecha, hacia una casa blanca.

En esta primera parte del camino predominan plantas como las vinagreras, salvias, lavandas, tabaibas y tuneras. Apreciaremos cómo cambia la vegetación a medida que descendemos y nos adentramos en el fondo del barranco. Después de una parte un poco empinada y rocosa llegamos a una zona más sombría, donde ya podemos ver algún bicácaro en la sombra de los granadillos y las higueras.

Continuamos bajando y cruzamos un barranquillo en una zona con algunos pinos y, sobre todo, eucaliptos. Aquí encontraremos dos pequeños miradores desde donde se avista el fondo del barranco y el balneario.

Después de una hora de camino, aproximadamente, llegamos al fondo del barranco; escuchamos el agua y vemos sauces y juncos, especies muy vinculados a cauces de agua. (FOTO 360º) El firme del sendero se vuelve empedrado, seguimos el muro hacia la derecha y cruzamos el barranco por unas piedras y llegamos al antiguo balneario de Azuaje. (FOTO 360º). Podemos entrar a ver el balneario, pero con mucho cuidado, ya que está muy estropeado. Aquí también hay una vía de escape: si caminamos hacia la derecha salimos a una pista y si lo seguimos llegamos a la carretera GC-350 que une Firgas con Moya.

Continuamos la marcha hacia la izquierda por una pista empedrada que nos lleva a un merendero, ahora en estado de abandono. Desde allí sale el sendero a la izquierda que va siempre paralelo al fondo del barranco. Ahora empieza la aventura ya que a veces tenemos que salvar obstáculos como árboles caídos, riachuelos (prepárense a mojar los pies si es invierno!) o caminar por algún tramo aéreo, debido a los derrumbes que han sufrido las laderas del barranco en los últimos tiempos.

Pronto llegamos a un cruce donde en el que tenemos varias opciones: se puede ir hacia el Camino Doramas y Carretería a la derecha; pero nosotros seguimos a la izquierda, siempre adentrándonos en el barranco.

Cruzamos el agua y llegamos a un claro donde tenemos que cruzar otra vez, bien por un tronco o bien por donde veamos que es más seguro. Atravesamos un puente de palos y giramos a la izquierda, cruzando otra vez el cauce para subir una parte rocosa. Esta zona es muy interesante geológicamente ya que en esa pared podemos observar placas de obsidiana, por desgracia, bastante estropeadas por la gente.

Llegaremos a una cascada, salvamos el curso del agua y más troncos y aparecemos en una zona donde el barranco se cierra teniendo que subir a la derecha (FOTO 360º). Pronto llegamos a una escalera labrada en la roca, la cual subimos. En la pared a mano derecha podemos ver las improntas de troncos de árboles.

Seguimos entre más cascadas y salvando más troncos de árboles para llegar a un tramo aéreo en el que debemos tener máxima precaución. Tras pasar por un bosquecillo de granadillos y álamos y cruzar el cauce dos veces, llegamos a un cruce donde subiremos hacia la derecha para salvar un tramo complicado del barranco.

Nos encontraremos un pozo y detrás del mismo podemos observar una zona preciosa en la que el barranco se abre un poco. Este es un lugar idóneo para descansar un poco al lado del riachuelo.

El sendero continúa entre la vegetación y salimos a otro claro en el que veremos una gruta volcánica interesante, arriba a mano derecha. Aquí comienza la parte más técnica del sendero. Bajaremos por una pared, ayudándonos con una cuerda y para llegar al caidero en el fondo del barranco (FOTO 360º). Aquí tenemos que subir por una pared, ayudándonos con unas cuerdas. No es difícil si lo hacemos con tranquilidad y fijándonos bien donde ponemos los pies. Hay que tener mucho cuidado si el calzado lo llevamos demasiado mojado o con barro.

Continuamos subiendo siempre hacia la derecha. Primero pasamos por un túnel de cañas y luego por una parte pedregosa y un poco empinada. Ya estamos saliendo del barranco y pronto llegamos a encontrar el sendero empedrado otra vez. Empezamos a ver terrazas de cultivo y casas antiguas en la ladera de enfrente. Tras subir unos 15 minutos llegamos a un cruce que indica hacia el Barranco Guadalupe/ Moya, pero nosotros giramos a la izquierda, siempre subiendo. Esta es la parte más dura si es un día de calor.

El sendero termina bajo un gran eucalipto, en una pista de cemento que seguimos hacia la derecha. En breve nos encontramos en la carretera de arriba. En una torre de luz empieza el sendero de nuevo, el cual seguimos recto unos 200 metros hasta llegar a otra pista de cemento. Aquí giramos a la izquierda y pasamos por una casita curiosa a mano derecha; en pocos minutos estamos en la carretera de asfalto (la GC-305).

Seguimos esta carretera hacia la derecha unos 10 metros y, en breve, divisamos la entrada de un sendero que sube hacia la Montaña de Firgas, entre unos bloques de piedra. Ascendemos por una pista muy estropeada entre eucaliptos y, tras unos 150 metros, dejamos la pista para entrar a un sendero a mano izquierda. Debemos estar atentos en esta zona, ya que es una zona muy popular entre los ciclistas. Seguimos por el sendero que va más o menos paralelo a la carretera abajo y llegamos a un cruce con carteles. Seguimos recto por la pista en dirección a la Plaza de San Roque.

Pasamos por una charca y una finca con animales y llegamos a la carretera de nuevo. Ahora ya estamos en las afueras de Firgas, pero todavía nos queda una parte muy bonita para cerrar el circular.

Cruzamos la carretera y justo en frente, al lado de una construcción blanca, comienza el camino por la Acequia Real; una acequia que recorre una gran parte del municipio de Firgas. La seguimos hacia la derecha, está en buen estado y no hay demasiada altura,  pero a veces está abierto por los dos lados, por lo que si tenemos algo de vértigo, también podemos volver por la carretera. Llegamos otra vez a la Capellanía y sólo nos queda volver al casco de Firgas por la Avenida de la Constitución.

[vrview image=”http://nortedegrancanaria.es/pano/azuaje-3.jpg” ]

Llegada a Firgas por la GC-300 en coche o con la línea 204 (Las Palmas- Firgas) de Global. La ruta empieza en el mismo casco. Como esta ruta recorre el fondo del barranco, siempre hay que informarse de su estado y de posibles derrumbes, especialmente en época de lluvia.

Flora: Azuaje es una Reserva Natural Especial y está considerada Zona de Especial Conservación de la Red Europea Natura 2000, por albergar un ecosistema rico e interesante. Sus escarpadas paredes y el caudal constante de agua permite que haya sobrevivido un reducto de Laurisilva (Laurus novocanariensis, entre otros) y albergue una importante sauceda (Salix canariensis).

Es una zona en la que también domina la tabaiba amarga (Eurphorbia regisjubae) y en las paredes podemos apreciar un gran número de especies rupícolas, como p.ej., diferentes bejeques (Aeonium) y Paragüita (Umbilicus). Otras especies interesantes que podemos encontrar son la Tacarontilla (Dracunculus canariense), el Junco (Juncus acutus) y la endémica Rejalgadera (Solanum vespertino subsp. doramae).

Fauna: Podemos observar lagartos, musarañas, ranas y aves como cernícalos, canarios de monte, mirlos, mosquiteros, petirrojos y capirotes. También es una zona de introducción de la paloma rabiche (Collumba junoniae), una paloma endémica de la laurisilva que se está intentado reintroducir en la isla de Gran Canaria dentro del proyecto LIFE Rabiche.

Geología: El barranco se formó por incisión sobre depósitos volcánicos de edad inferior a 5,5 MA. Se compone de lavas basaníticas del fondo del barranco de Azuaje y lavas basálticas del ciclo Post- Roque Nublo. Es una zona interesante desde el aspecto geológico donde podemos observar tanto obsidiana como fósiles vegetales.

Etnografía: El naciente de aguas minero-medicinales propició la actividad propia de balneario. Aquí nos encontramos con los restos del que fuera un importante recinto de estas características: el balneario de Azuaje, que se construyó en el año 1868 y que era una atracción para los primeros turistas que empezaron a llegar a las islas Canarias a finales del siglo XIX. A lo largo del sendero apreciamos todo tipo de infraestructuras relacionadas con la explotación hidrológica  y agrícola.

Historias y elementos destacables o curiosos:

El antiguo nombre es Barranco de Aumastel, el nombre Azuaje radica en el apellido de Francisco de Azuaje, antiguo regidor e industrial azucarero del barranco Guadalupe.

Este barranco, que es el más profundo del norte, nace en la cumbre a 1600 metros de altitud y cambia de nombre 4 veces en su recorrido hacia el mar.

El Balneario de Azuaje fue importante para el desarrollo de la zona, conllevando la apertura de fondas, tanto en Moya como en Firgas. Hasta 1907, cuando se construyó la carretera hacia Buen Lugar, eran los senderos los únicos accesos al balneario y los turistas bajaban por la mañana, a lomo de animales de carga, para disfrutar el día en el balneario.

También era un lugar popular entre los canarios para celebrar su luna de miel.

El Hotel- balneario cerró definitivamente en el año 1938, pero los locales seguían usando las instalaciones para bañarse y celebrar fiestas, hasta el año 1955 cuando una gran riada destrozó los baños y puso fin a una época.

Climatología general de la ruta: Como gran parte de la ruta recorre el fondo del barranco, bajo la sombra de los árboles, es posible realizar esta ruta también en verano. No obstante, la última parte de subida puede ser dura en días calurosos. En invierno tenemos que conocer las previsiones y evitar hacer la ruta en caso de lluvias fuertes, ya que hay riesgo de derrumbes.

Avisos de seguridad y responsabilidad:

Evita realizar la ruta en días de mucho calor o en caso de lluvias fuertes y/o prolongadas. Llama antes al Ayuntamiento para informarte sobre posibles desprendimientos.

La ruta recorre un  espacio natural protegido por lo que siempre debemos seguir las siguientes recomendaciones:

* Siga el camino preexistente y evite improvisar atajos. Estos pueden resultar peligrosos. Procure hacer la caminata acompañado/a.

* Evite la tentación de recolectar rocas, plantas o animales; así contribuirá a la conservación de estos parajes. De lo contrario, además, podría estar infiriendo las leyes.

* Evite dejar basura y otros desperdicios.

* Sea especialmente cuidadoso con lo que pueda ser causa de incendio.

Nivel de cobertura telefónica y GPS: En tramos se va la señal del teléfono, pero nunca hay que ir muy lejos para volver a encontrar red. Buena señal de GPS.

  • Emergencias: Llamar 112
  • Guaguas: Global: 928252630
  • Ayuntamiento: 928 625 236
  • Oficina de Turismo: 928 616 747
  • Policía Local : 928 616 079
  • Guardia Civil: 928
  • Parada de Taxis: 928 625 105
  • Centro de Salud: 928 616 997

  • http://ciudadano.firgas.es/index.php?option=com_content&view=article&id=309&Itemid=438
  • http://www.gobiernodecanarias.org/cmayot/espaciosnaturales/instrumentos/areadescarga/azuaje/aprobaciondefinitiva/FI/Ficha%2002%20cauce.pdf
  • http://www.sociedadgeologica.es/archivos_pdf/gdia14gui_grancanaria.pdf


Reviews

  • Dificultad6
  • Esfuerzo4
  • Duración6
  • Desnivel3
  • 3.8

    Score




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *