0

Sostenibilidad y salud en la Fuente Agria de Teror

La actual fábrica de Aguas de Teror cuenta con la más moderna tecnología para el embotellado en gran variedad de de envases (Reportaje fotográfico: Y. Millares).

Las aguas minerales de la isla de Gran Canaria son famosas desde hace siglos, y así lo han hecho constar por escrito numerosos viajeros europeos. La mayoría y más apreciados manantiales han estado situados en el norte, donde algunos de ellos aún hoy sustentan a importantes empresas de agua embotellada del archipiélago canario. Entre ellas está Aguas de Teror S.A., con la singularidad de que se trata de una empresa pública modélica en manos del Ayuntamiento de Teror, al que aporta el 22% de su presupuesto. Actualmente ocupa el puesto 13º en el sector de aguas envasadas de España
sobre un total de 63 empresas, con unas ventas en el año 2010 de 20 millones de euros y un volumen de 123 millones de litros.


Ver Fuente Agria de Teror en un mapa más grande

Botellas de Agua de Teror y su caja de madera tal y como se repartían a domicilio a mediados del siglo XX.

“El agua chorrea por todas partes y corre todo el año por esos barrancos profundos. De es región sale el agua gaseosa conocida con el nombre de agua agria, lo mismo que el agua termal de Aguaje, y las aguas calcáreas que cubren los objetos de una costra, como lo hacen las fuentes de Saint-Allyre”, escribió el antropólogo francés René Verneau en los años 80 del siglo XIX. Cita aquí al manantial del agua de Teror que recibe el nombre de Fuente Agria por el peculiar sabor que la ha caracterizado históricamente.

El agua de la Fuente Agria es hoy patrimonio del pueblo de Teror y todos sus habitantes empadronados en el municipio tienen derecho a ir a ella, donde pueden llenar botellas o garrafas hasta un máximo de 50 litros diarios. El agua sobrante es la que envasa y comercializa la empresa Aguas de Teror S.A. de modo sostenible, para que su caudal se preserve en el futuro.

Estos pequeños tubos entran a la máquina que los convertirá en garrafas de cinco litros.

Por estas cintas transportadoras van garrafas y botellas de plástico ya llenas para su distribución.

Cajas vacías y garrafas de agua llegan por separado a la máquina que las coloca juntas.

Las botellas de cristal retornables son sometidas a un intenso lavado tras el cual los envases con defectos o roturas son desechados de modo automático y, después, manual (en la imagen).

Botellas de cristal llegan a sus cajas para su paletización junto a las cocheras, donde unas carretillas las cargan en los camiones.

Camión para el transporte de los palets de Agua de Teror y Fuenteror a los almacenes de distribución en La Aldea, Arinaga, Morros Jable, Puerto del Rosario y Arrecife.

Segundo manantial
El gran crecimiento de la demanda de agua embotellada en los últimos años, además, no le permite atender a toda su clientela con el volumen que produce la Fuente Agria. Es por eso que un segundo manantial en el mismo barranco de Madrelagua, pero dos kilómetros más arriba (en Las Rosadas), aporta la mayor parte del volumen que distribuye Aguas de Teror S.A. entre sus clientes, bajo una segunda marca de Fuenteror.

Una flota de 126 camiones realiza el reparto a domicilio por todas las ciudades y pueblos de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote de la amplia gama de envases de las dos marcas (Agua de Teror y Fuenteror).

“El agua de la Fuente Agria ha sido objeto de diversos análisis científicos desde finales del siglo XVIII, con resultados excelentes en cuanto a sus propiedades minerales. Viera y Clavijo fue el primero que elaboró en 1785 un estudio riguroso del agua, y posteriormente le sucedieron otros realizados en España, Francia y Alemania, confirmándose sus perfectas condiciones físico, químicas y bacteriológicas como agua mineral natural, que se mantienen actualmente”, informa la empresa.

Premios internacionales
Considerada minero-medicinal desde siglos pasados por sus características terapéuticas, a principios del XX se llevó a diversos concursos internacionales apoyándose en sus excelentes propiedades físico químicas. Su éxito fue tal que obtuvo una medalla de plata en la Exposición de Bruselas de 1910 y una medalla de oro en la Exposición Universal de Sevilla 1929.

“Son pocos los canarios y visitantes que no han bebido las aguas de la Fuente Agria y muchos, entre ellos personajes ilustres de la historia, como [el historiador José] Viera y Clavijo, [el poeta Bartolomé] Cairasco, Benito Pérez Galdós, [el doctor Víctor] Grau Bassas e incluso el rey Eduardo VII de Inglaterra, los que han elogiado las excelentes cualidades del Agua de Teror”, informa la empresa.

En 1916 se construyen e inauguran las primeras instalaciones junto al naciente: un pórtico de piedra bajo el que se guarecen los vecinos mientras llenan sus cacharros y garrafas que aún se mantiene en el lugar y es la imagen que representa a la Fuente Agria.

Envasada desde 1928
Una Real Orden de 25 de septiembre de 1928 firmada por el rey Alfonso XIII fue la que declaró de utilidad pública esta agua en el grupo de las minero-medicinales, permitiendo autorizar su envasado. Diversas concesiones de explotación se han sucedido desde entonces y hasta 1982, en que el Ayuntamiento de Teror rescató el servicio y decidió explotar directamente las aguas sobrantes de la fuente.

En 1992 se crea la empresa Aguas de Teror S.A., lo que supuso un paso importante en el crecimiento de la actividad “y su despegue definitivo para convertirse en una de las empresas líderes en el sector, siendo una de las empresas de envasado y distribución de agua mineral natural que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos años en el ámbito nacional”.

Be Sociable, Share!

Comentarios (0)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.