0

Carácter y frescura en la cata de cinco vinos del norte de Gran Canaria

Principales marcas de los vinos del norte de Gran Canaria: Viña Amable, El Convento, Caletón, Nubia y Los Berrazales.

AGAETE. Tres son las bodegas que, desde hace algunos años, han recuperado para el norte de Gran Canaria una producción que (en la comarca) se había perdido hacía más de tres siglos. La incorporación de estos vinos al panorama vinícola del archipiélago canario (con excelentes caldos, reconocidos internacionalmente en los mejores concursos) tiene ya a una de sus bodegas despuntando en los concursos regionales en los que se ha presentado en 2011: se trata de Los Berrazales, cuyo blanco semiseco ha sido calificado por la guía Peñín 2010 con una puntuación de 89 sobre 100 y obtuvo medalla de oro en Agrocanarias 2011. También el blanco seco moscatel Los Berrazales, medalla de bronce en La Alhóndiga 2011. A continuación, ofrecemos la nota de cata de algunos de estos vinos de la comarca.

Los Berrazales, blanco semiseco 2010. Elaborado con uva de las variedades moscatel (80%) y malvasía (20%), utilizando la tecnología enológica de la crioextracción o criomaceración.

En la fase visual presenta un elegante color amarillo oro joven y con ribetes amrillo-verdosos, limpio y muy brillante, con lágrima elegante y densa.

En la fase olfativa resaltan los recuerdos de fruta tropical como maracuyá, guayabo, chirimoya y muchos aromas a flores blancas como azahar, jazmín y rosas.

En la fase gustativa, pase muy agradable y untuoso, con una entrada dulce, placentera, con una acidez fresca y viva donde en la retronasal se aprecian las pinceladas de aromas a frutas tropicales y pasas de orejones y uvas.

Los Berrazales blanco seco moscatel 2010. Elaborado con uvas de la variedad moscatel (100%), se utilizó la tecnología enológica de la crioextracción o criomaceración.

En la fase visual se muestra con color amarillo dorado brillante con ribetes verdosos, con intensidad baja, limpio y brillante, con lágrima elegante.

En la fase olfativa tiene una explosión de aromas a fruta con hueso como melocotón, nectarina, plátano maduro, orejones y pasas.

En la fase gustativa, pase por boca muy aterciopelado, con acidez persistente y sedoso, se aprecian todos esos aromas en la retronasal, que recuerdan a frutas con hueso pasificadas y frutas tropicales como la chirimoya, el mango sobremaduro y flores como el jazmín y azahar.

Presentación de la botella del malvasía Caletón (bodega La Savia Ecológica), con sus etiquetas que certifican su DO Gran Canaria y proceder de uvas de cultivo ecológico.

Caletón ecológico dulce natural 2010. Vino procedente de cultivo ecológico certificado y con tres meses de estancia en barrica de madera.

El atractivo color rojo ciruela madura, vino con pies de púrpura o sangre de topacio (Pablo Neruda) y con capa media, nos orienta de la personalidad, carácter y estructura. Destaca la limpieza y brillantez del vino, con una lágrima densa y elegante, que en boca aportará untuosidad.

Pero la originalidad de este caldo se nos presenta en el sentido del olfato, criado en barrica durante tres meses, ya que nos encontramos con una gama de olores que recuerda a la repostería de chocolate, confitería, fruta negra en licor (cerezas en aguardiente) y especias dulces.

En boca, la extravagancia se descubre en su composición muy equilibrada, con una estructura dulce y melosa, con taninos integrados, pulidos, donde en la retronasal nos deleita con aromas de repostería de vainilla, chocolate canela.

Nubia malvasía 2010. Original vino de autor de producción muy limitada.

En su fase visual, muestra un tono amarillo paja con intensidad media baja, con tonalidades verdosas de aspecto limpio y brillante, con ribetes verdosos invitando a la juventud, con una lágrima densa que nos predispone al placer de su deleite.

Nubia malvasía, de la bodega Vega de Gáldar.

En la fase olfativa es muy aromático, agradable y delicado, con recuerdos de flores como las rosas, con pinceladas de frutas tropicales como la guayaba, el mango, la chirimoya, acompañado de fruta blanca (pera), con fondo que sostiene un recuerdo de persistencia intensa.

Deleitable en su fase gustativa inicial, con una acidez delicada muy fresca y viva dando la suavidad y redondez de su desarrollo, en un conjunto de cuerpo y persistencia larga, que finalizan con amabilidad y recuerdos retronasales a frutas tropicales.

Viña Amable tinto 2010.
Uno de los tintos con carácter que produce la bodega Vega de Gáldar.

Su tarjeta de presentación en rojo cardenal con ribetes violáceos atrae desde el primer momento, de capa media alta, limpio y brillante, con una lágrima elegante.

Tinto Viña Amable de la bodega Vega de Gáldar.

Nos deleita aromáticamente con su destacada sutilidad, elegancia y calidez con cierta complejidad, donde se cruzan notas de fruta roja madura y tostados finos (cacao), con pinceladas de especias como la vainilla y regaliz.

Es suculento y encarnado en su desarrollo gustativo, de intensidad media alta y persistencia contundente. Muy armónico y equilibrado en su conjunto, en la retronasal nos muestra su elegancia con recuerdos a frutos rojos y pinceladas de tabaco verde con toques de cedro.

Be Sociable, Share!

Comentarios (0)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.