Los tesoros de la costa norte de Gran Canaria

Aunque conozcas la isla desde hace muchos años, te sorprenderá la gran cantidad de rincones que depara

Los tesoros de la costa norte de Gran Canaria

 

Gran Canaria es mucho más de lo que dicen los folletos turísticos, mucho más de lo que muchos de sus habitantes podrían describir, es, sin duda, una isla para ir a visitar.

¿Recuerdas los espectaculares acantilados del Norte, que ofrecen una extraordinaria visión de la fuerza del mar? ¿Y las pequeñas calas,piscinas naturales y pueblos con un especial encanto marinero? Aunque conozcas la isla desde hace muchos años, te sorprenderá lagran cantidad de rincones que depara el norte de nuestra isla para refrescarnos este verano.

El mar y la línea de costa en el norte presentan diferentes caras al más transitado y conocido litoral sur de la isla. En este primer caso, encontramos acantilados azotados por el oleaje que, en los días de mar bravo, se convierten en todo un espectáculo, con la espuma de las olas desbordando las paredes a varios metros de altura.

El norte de Gran Canaria alberga innumerables parajes de encanto, estos son algunos de ellos:

El Rincón

gal_1col_1__318x216En la salida de la capital grancanaria por la autovía del norte se puede admirar una espléndida vista del itsmo de La Isleta, con la playa de Las Canteras y El Confital y los farallones de roca de El Rincón, donde desde lo más alto de la montaña, los amantes del ala delta se lanzan sobre el puente y los acantilados para descender hacia la arena de la playa de Las Canteras. Además, para despedir la salida de la ciudad se encuentra el monumento del Atlante, una escultura del artista Tony Gallardo realizada en piedra volcánica, que representa una figura humana con los brazos levantados hacia el cielo y de cara al mar.Salinas del Bufadero

Testigo de una época en la que la el mar era uno de los principales sustentos de la población y eje de la industria pesquera, las Salinas del Bufadero, en Arucas, es una joya etnográfica, turística, con potencial terapéutico, gastronómico y de interés educativo que ha caído casi en el olvido. Además es una de las nueves y antiguas salinas de Canarias y su construcción data del siglo XVI o XVII.

El Puertillo

Desde que, según la leyenda, la princesa Tenesoya se diera sus baños en las piletas de Los Charcones en vísperas de la Conquista, el lugar nunca ha dejado de ser una novelería natural de observación, pesca y marisqueo, aliñados con unos remojones de marea quieta que, tras la construcción del paseo y el incremento de piscinas está viviendo un éxito considerable. Entre otras razones por un solarium interminable que permite al que visita la zona de El Puertillo en el municipio de Arucas ‘afincarse’ a todo confort, una vida marina de lo más entretenida, un apacible ambientillo y unos tranquilos margullos de mucha seguridad. El conjunto reúne tres piscinas naturales poco profundas en la mayoría de las zonas. En dos de ellas el suelo es de piedra y arena, mientras que en la tercera, conocida como Charco de los Erizos, es de piedra natural.Quintanilla

Popular entre la comunidad surfera, esta cala, al igual que su vecina playa de San Andrés, vive elfenómeno de las arenas trashumantes. De arena negra y de 160 metros de longitud y 15 metros de anchura, esta pequeña playa tan solo se puede disfrutar con la marea baja, donde se puededisfrutar de la tranquilidad de la zona y de las puestas de sol.

El Charco de San Lorenzo

Las piscinas naturales del Charco de San Lorenzo son de aguas transparentes. Tienen 75 metros de largo y un ancho medio de 45 metros. La zona tiene un solárium y está cerrada al mar por un muro de piedras, lo que facilita el baño en una zona con tantísimo oleaje. Mientras el mar ruge afuera, dentro reina la calma. Además esta espectacular piscina se encuentra en un entorno tranquilo, bien comunicado y de fácil acceso. Quien se canse del mar, siempre puede pasear por el paseo marítimo o disfrutar del pescado en los restaurantes de la zona.

San Felipe

Bajo los puentes de Silva se encuentra el barrio guíense de San Felipe, situada en el extremo occidental de la costa de Lairaga, que alberga una playa de gran atractivo en una zona de poco turismo, ideal para hacer surf dada la fuerza del mar tan característica del lugar, además de la del parapente en los encrespados acantilados cercanos.

En San Felipe se encuentran muchos de los mejores restaurantes y bares de Santa María de Guía, que basan su oferta en productos sacados directa y diaramente del mar.

Roque Prieto

A Roque Prieto en el municipio de Santa María de Guía, sobre todo cuando el Atlántico se presenta revuelto y con grandes olas, hay que llegar con marea vacía. Entonces el visitante se encontrará con el océano adormecido entre las rocas y sentirá el mismo olor que percibiría si estuviera mar adentro. Encontrará dos charcas, la de las Mujeres y la de los Hombres. Así es como se organizaban los baños en el pasado, escondiendo desnudeces y separando las miradas. A lo lejos se divisan pilones de piedra, ennegrecidos y desgastados por las olas. Con una profundidad que varía entre los 40 centímetros y los 3 metros aproximadamente, su rocoso fondo y cristalinas aguas renovadas continuamente por el mar, esta piscina natural permite al visitante nadar con toda tranquilidad.

El Agujero

Es un pequeño núcleo urbano de costa, muy cercano al centro histórico de la ciudad y junto al yacimiento arqueológico de La Guancha. Se trata de una zona de baño con tres piscinas naturales y también otra zona abierta al mar, en la que ocasionalmente hay arena gruesa para tomar el sol. Detrás de las piscinas, en mar abierto, se practican deportes como el surf y el bodyboard, es uno de los lugares más conocidos y concurridos del norte de la isla y en sus fondos se encuentra un barco hundido, aunque son pocas las ocasiones en las que la fuerza del mar permite que se pueda visitar. El visitante disfrutará del ambiente familiar, pero ha de tener cuidado cuando el mar esté agitado, porque también puede ser una zona peligrosa.

Puerto de Sardina

A trasmano de las grandes playas del sur de la isla, además de no ser un lugar muy nombrado en los folletos turísticos, el Sardina del Norte es un refugio pesquero en el que se encuentra una agradable playa de arena dorada y un puerto con un acoger ambiente marinero y una completa oferta de restaurantes y bares.

Guayedra

Justo enfrente del Puerto de las Nieves, el lugar más emblemático y transitado de Agaete y de la comarca del noroeste de Gran Canaria se encuentra se encuentra la playa de Guayedra, desde donde se puede apreciar a primera vista del Dedo de Dios, y al fondo del puerto. La playa, de arena morena y callaos, tiene una extensión de algo más de medio kilómetro al que acuden, de una forma más tranquila y relajada que a la de su playa vecina pescadores, familias y nudistas.

Articulo publicado en la laprovincia.es 9/7/2016

http://ocio.laprovincia.es/planes/noticias/nws-515615-los-tesoros-costa-norte-gran-canaria.html




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *