Moya

La antigua casa forestal de Los Tilos de Moya. En la actualidad es centro de interpretación de esta Reserva Natural Especial (Fotografía: Y. Millares)

Paisaje, vida y poesía

Moya es uno de los pueblos del norte de Gran Canaria que nacen al amparo del poblamiento impulsado tras la conquista castellana. Los repartimientos de tierras y aguas tienen especial importancia en este enclave. Se trata de un territorio cubierto por una espectacular masa vegetal: la selva de Doramas. La riqueza forestal y la abundancia de agua convierten la zona en lugar idóneo para el cultivo de la caña de azúcar. Será la actividad económica que impulsen los conquistadores.

A principios del siglo XVI la villa de Moya surge como núcleo de población en torno a la ermita (después, iglesia) de Nuestra Señora de Candelaria. El siglo siguiente verá la fundación de otros núcleos habitados del municipio, entre ellos destaca Fontanales. La agricultura (papas, maíz) centra la actividad de sus habitantes del interior, que comparten con la ganadería. Más cerca de la costa, la agricultura de exportación dejó atrás el ciclo de la caña de azúcar, pasó por la cría de la cochinilla (s. XIX) y ahora se concentra en el cultivo del plátano (s. XX).

La estrecha vinculación entre el modo de vida de los habitantes del lugar y el entorno, modela un paisaje con huertas, fincas y obras hidráulicas. Ante este empuje, la selva de Doramas desaparece. Sólo sobrevive el enclave conocido como Los Tilos (en la actualidad, Reserva Natural Especial de Los Tilos de Moya).

Fonda y dulces
Moya se ha convertido en un acogedor pueblo de las medianías grancanarias. Está rodeado de una fértil agricultura y posee unos bellos paisajes entre montañas agrestes y profundos barrancos.

Objetos personales del poeta en la Casa Museo Tomás Morales
(Fotografía: Y. M.).

Ese atractivo tuvo una época dorada en el segundo tercio del siglo XX: construye su actual iglesia (1957) como referencia de pueblo próspero; se convierte en eje de la visita al norte desde la capital Las Palmas; la fonda El Pilar fue el alojamiento de moda para la luna de miel de los recién casados; los domingos llegaba al pueblo un aluvión de visitantes para hacer compras y comer al aire libre en Los Tilos.

Pero la actividad económica que le da más fama a Moya no es la agricultura. Es la repostería. La fabricación de bizcochos y suspiros tiene una identidad muy arraigada. Es una marca de calidad que identifica y diferencia a sus “bizcochos de Moya”, y a sus “suspiros de Moya”.

Centro histórico
El pueblo de Moya cuenta hoy con un pequeño centro histórico. Aquí destacan su iglesia de Nuestra Señora de Candelaria (que impresiona por su ubicación: al borde de un risco que se levanta desde el fondo del barranco que da nombre a la villa) y la casa natal del poeta Tomás Morales (máximo representante del modernismo español). La iglesia y la casa-museo del poeta son dos visitas imprescindibles. Y en sus comercios, queso y los famosos dulces de Moya son las compras recomendadas.

Apenas a cinco minutos en coche (o a 35 minutos a pie, por el antiguo camino de San Fernando, que usaban los agricultores y los arrieros) la visita se convierte en un entrañable paseo por la naturaleza: Los Tilos es el último reducto de laurisilva de la selva de Doramas. Allí, junto a la carretera, hay una antigua casa forestal que muestra una exposición de la flora y fauna de la laurisilva.

La romería es una de las actividades más populares durante las fiestas (Fotografía: Ayuntamiento de Moya).

Moya en fiestas
El pueblo de Moya celebra sus fiestas principales en junio: San Antonio de Moya (por San Antonio de Padua, el día 13 de junio). El domingo anterior tiene lugar la feria de ganado, con los mejores ejemplares de la isla; el sábado siguiente, es la tradicional romería y ofrenda al santo patrón.

La patrona de la villa (la Virgen de Candelaria) tiene su propia fiesta: el 2 de febrero. El pueblo de Fontanales, dentro del mismo municipio, celebra sus fiestas (con renombrada feria de ganado) el 24 de agosto: San Bartolomé.

Más información:
Oficina de Información Turística
Calle Juan Delgado 6
928 612 348
www.villademoya.es

Be Sociable, Share!