1

Asaderos y micología en Santa Cristina

La casona del brigadier Ruperto Delgado (siglo XIX) en Santa Cristina. Acuarela por Pablo Martín Madera.

SANTA MARÍA DE GUÍA. El Área Recreativa de Santa Cristina tiene capacidad para más de cien personas: para ello está equipada con mesas, barbacoas, área infantil. También se pueden realizar paseos por la zona y… en otoño: recolectar setas. Forma parte de la Reserva Natural Especial del Brezal (Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos). Ocupa una superficie total de 107 hectáreas en una zona montañosa.

Según el Gobierno de Canarias, “los principales fundamentos” que justifican la protección de la Reserva Natural del Brezal son: a) el papel en la protección del suelo y la recarga del acuífero que ejercen las masas forestales existentes en la Reserva; b) presencia de ecosistemas y hábitats representativos del archipiélago; como la laurisilva de Barranquillo Frío; las formaciones de fayal-brezal en el área del Brezal-Hoyas Vivas y en las laderas del barranco del Brezal.


Ver Santa Cristina (área recreativa) en un mapa más grande

Pintor de naturaleza canaria, Lucas de Saá dibuja en Santa Cristina un ‘hongo de la risa’, como conocen en Japón al ‘Spectabilis gymnopilus’, seta alucinógena y tóxica (Fotografía: Y. M.).

Paseos y setas
Los paseos a los que invita este espacio natural los dedican los aficionados a las setas a la búsqueda de hongos comestibles. Para los miembros de la Sociedad Micológica de Gran Canaria, en cambio, la búsqueda se amplia a todo el espectro de especies que crecen en las islas, que son muchas. Precisamente, en uno de esos paseos por la zona de Santa Cristina, encontraron algunos ejemplares especialmente interesantes, como el hongo de la risa, como conocen en Japón al Spectabilis gymnopilus, seta alucinógena y tóxica; la Amanita muscaria, alucinógena y muy tóxica, que aparece en bosques de eucalipto, pino y castaño; o la Russula delica, esta sí es comestible, típica de pinares y que en Tenerife se recolecta y vende en mercadillos.

“En una lista de especies silvestres en el medio terrestre de Canarias, la Consejería de Medio Ambiente tiene contabilizados unos 1.600 hongos. Muchos de ellos son microscópicos, pero otros muchos los están viendo con sus propios ojos todos aquellos que han paseado por los campos de las islas en las últimas fechas. De las 450 especies citadas para Gran Canaria, la Sociedad Micológica de esta isla ha confirmado su presencia e incrementado el listado en medio centenar más durante los últimos años”, podemos leer en el reportaje “Setas venenosas, hongos comestibles” del periodista Yuri Millares.

El topónimo Santa Cristina
El topónimo de Santa Cristina “tiene un origen pintoresco”. Eso dice el cronista oficial de Santa María de Guía: Pedro González Sosa (La Provincia/Diario de Las Palmas, 3 de abril de 2009). El Estado adjudicó extensos terrenos en 1833 al brigadier Ruperto Delgado González (“por los servicios prestados en campañas bélicas americanas”). Delgado construyó allí una gran casona que todavía existe. Al recibir la hacienda, la bautizó con el nombre de Santa Cristina en honor a la esposa del rey español Fernando VII.

Ruperto Delgado llegó a ser gobernador militar de Gran Canaria. La hacienda de Santa Cristina “estaba formada por tierras labradías y arrifes –escribe Pedro González–, situada en la Montaña de Doramas, que al recibirla del Estado tenía unas 437 fanegadas. Ruperto levantó su casona y otras dependencias accesorias, terrenos que con el tiempo el brigadier fue ampliando”.

Más información
Para disfrutar de sus instalaciones, es necesario solicitar un permiso en el Cabildo [Gobierno insular] de Gran Canaria (teléfono 928 384 165).

Be Sociable, Share!

Comentarios (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. María Rosa Alonso dice:

    Sólo quiero saber el teléfono del Quiosco (restaurante) que se encuentra en Santa Cristina

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.