Ruta del Camino de Santiago “entre volcanes”

El Camino de Santiago es una de las rutas más apasionantes y recomendables para descubrir la diversidad paisajística que esconde el interior de Gran Canaria. Una bula papal concedida por Juan XXIII en 1965 otorgó a la ciudad de Gáldar el honor de celebrar el Año Santo Jacobeo con los mismos privilegios que Santiago de Compostela. 73 kilómetros repartidos en tres etapas de distinta dificultad y longitud separan la arena rubia de Maspalomas de la primera capital de la Isla en una peregrinación entre barrancos y volcanes.

La ruta se divide en 3 etapas, siendo la última la que trascurra por el Norte de la isla:

Etapa 1: Maspalomas – Ayagaures – Tunte. La ruta comienza en Maspalomas con la etapa más severa. Parta desde el Centro Insular de Turismo de Playa del Inglés tomando la Avenida de Tirajana y la carretera GC-60. Una señal le indicará el camino de una cantera antes de llegar a la Depuradora de Aguas de Elmasa. Ahí debe escoger entre dos variantes. A su izquierda se abre el barranco de los Vicentes, que conecta con la Degollada Ancha. A la derecha apreciará el cauce del barranco de Fataga, que debe seguir hasta la bifurcación que conduce a Gitagana. Esta segunda variante, más dura, prosigue la escalada junto a la Necrópolis de Arteara y alcanza los 1.161 metros de la Degollada de la Manzanilla tras el paso por la Degollada de Garito y la Degollada de la Yegua. Si se decanta por la variante más sencilla, inicie el descenso hacia Ayagaures, un pueblo flanqueado por las presas de Ayaguares y La Gambuesa. Montaña Negra será su última escala antes de arribar a la Degollada de la Manzanilla. Desde ese punto podrá divisar San Bartolomé de Tirajana, que le recibirá tras un descenso sinuoso hasta la iglesia de Santiago de Tunte.

Etapa 2: Tunte – Llanos del Garañón – Cruz de Tejeda. Abandone la parroquia en dirección al cementerio local y bordéelo hasta encontrar el Centro Público Integrado de Tunte. Gire a la izquierda en la intersección y avance unos 200 metros dejando el colegio a su derecha hasta encontrar el camino que le llevará hasta la Degollada de Cruz Grande. Cruce la carretera asfaltada y prosiga hacia el Paso de La Plata, tramo de gran belleza y antesala a los Llanos de la Pez. El sendero le conducirá por la Degollada de Los Hornos hacia un cruce desde el que se podría desviar hasta el punto más alto de la Isla, el Pico de Las Nieves. No obstante, descienda hacia los Llanos del Garañón y continúe hasta la Cruz de Tejeda por la Degollada de Becerra, el mejor balcón para disfrutar de los roques Nublo y Bentayga.

Etapa 3: Cruz de Tejeda – Pinos de Gáldar – Santiago de Los Caballeros. Reanude la marcha desde el Parador Nacional por su parte trasera y localice un estanque que le servirá como referencia para tomar el sendero que desemboca en la Degollada de Las Palomas. Tome la pista forestal en dirección a la Cruz de Los Moriscos y gire a la derecha por el espectacular Monumento Natural del Montañón Negro hacia la Caldera de los Pinos de Gáldar. Intercepte la carretera GC-21 dejando el mirador a su derecha para continuar hacia el área recreativa del Pavón a través del Lomo de Los Galeotes y la GC-702. Ponga rumbo a la montaña de Buenaventura y continúe el descenso hasta la Degollada de los Caideros. La carretera GC-220 le orientará hacia El Saucillo y Hoya de Pineda y desde ahí deberá conectar con Anzofé por una senda de tierra. Encuentre la Hacienda de Anzo y diríjase a la GC-2, que cruzará por un paso subterráneo para tomar, ya en Gáldar, las calles Bentejuí y Tagoror que le llevarán a su destino: la Iglesia de Santiago de los Caballeros.

Noticia extraída de la página web del Patronato de Turismo de Gran Canaria: http://www.grancanaria.com/patronato_turismo/




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *