0

De Fontanales a Pinos de Gáldar

Caldera de los Pinos de Gáldar sobre el mar de nubes que generan los vientos alisios (Fotografía: Y. M.)

MOYA. Fontanales es un pueblo del municipio de Moya con inviernos fríos y húmedos. Está a 1.000 metros de altitud. Su núcleo urbano destaca por su unidad, en medio de un paisaje de gran verdor y frondosidad. Es el punto de partida de un sendero que atraviesa el Monumento Natural de Montañón Negro, para llegar a Pinos de Gáldar. Aquí, un mirador sobre la Caldera de los Pinos ofrece unas magníficas vistas del norte de Gran Canaria. Este sendero parte de la cota 1.000 y llega a la cota 1.320. Su longitud es de 5 km. El tiempo de ascenso: 2:30.

Fontanales es un pueblo con tradición agrícola y ganadera. Sus quesos de oveja son famosos; sus restaurantes son muy visitados los fines de semana. El origen de su topónimo procede de “fontanal”, debido a la abundancia de fuentes en la zona. Las primeras casas de esta aldea se edifican en el siglo XVII, alrededor de su primera ermita de San Bartolomé (1635). En la actualidad, cuenta con dos iglesias edificadas: una antigua donde estuvo la primera ermita y otra nueva (1974). En esta últim se venera una imagen de San Bartolomé (1800) obra del imaginero Luján Pérez.


Ver Mirador Pinos de Gáldar en un mapa más grande

A la salida del pueblo de Fontanales en dirección a Juncalillo y Artenara, un letrero nos señala la dirección a tomar para ir al campo de fútbol. Por esa pista de cemento (el camino del Valle) accedemos al enlace con el sendero: hay que subir unos 300 metros hasta el pozo del Valle (justo antes de alcanzar la instalación deportiva).

Tenemos que cruzar el barranquillo que hay detrás del pozo y, siguiendo la línea de postes, subimos por el sendero que hay al borde de los pinos. En pocos minutos, hemos subido lo suficiente para tener una vista área del campo de fútbol. Si elevamos la mirada, también vemos el lugar al que nos dirigimos en la línea del cielo de las montañas: están coronadas por una torre de vigilancia contraincendios.

El pueblo de Fontanales en torno a su nueva iglesia.

El camino se adentra por el Monumento Natural de Montañón Negro.

A mitad de recorrido llegamos a una carretera (GC-70) que hace el mismo camino que nosotros. Pero nosotros cruzamos la carretera y seguimos nuestra propia subida por el sendero. Ahora nos adentramos a través del Monumento Natural del Montañón Negro (un pequeño poste indicador nos lo señala). Cruzamos algunas pistas hasta que otro poste nos indica que dejamos el monumento natural atrás. Aquí enlazamos con un camino entre paredes de piedra: es una cañada de ganado, por donde los pastores de Caideros suben con las ovejas en verano. Este tramo del camino es algo más empinado. Por él llegamos al mirador de los Pinos de Gáldar, sobre una singular caldera.

Más información
En el artículo “Breve reseña histórica de Fontanales”, del boletín web MaspalomasAhora.com.

Be Sociable, Share!

Comentarios (0)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.